×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

Información general

Autores

Ubieto Capella V. (1), Zabalza San Martín L. (Presentador) (1), Martínez-Acitores de la Mata D. (1), Amorena Muro E. (1), Campillo Arregui A. (2), Elía López M. (3), Bolado Concejo F. (1)
(1) Complejo Hospitalario de Navarra . Servicio de Digestivo
(2) Hospital Reina Sofía . Servicio de Digestivo
(3) Complejo Hospitalario de Navarra . Servicio de Microbiología

Introducción

Según las guías clínicas vigentes, el antígeno en heces es una alternativa al test de aliento (TA) para la determinación de Helicobacter pylori (HP) si se utiliza una prueba monoclonal ELISA. En 2015, se incorporó en nuestro centro el MonolabTest (AgHi), un test monoclonal inmunocromatográfico no ELISA. En un estudio previo en nuestra comunidad, la concordancia del TA y el AgHi no fue buena. Por ello, diseñamos un nuevo estudio, incorporando el antígeno en heces monoclonal ELISA (AgHe) para comparar los resultados de los 3 test, en general y por subgrupos de pacientes para el diagnóstico inicial de la infección y post-tratamiento erradicador.

Material

Estudio prospectivo bicéntrico aprobado por el Comité de Ética. Entre junio y septiembre de 2018, a 91 pacientes, se realizaron TA y las dos determinaciones de Ag en heces. Calculamos la concordancia de las 3 determinaciones, utilizando el índice Kappa (k), y los niveles de sensibilidad, especificidad y valores predictivos de los Ag en heces.

Resultados

Se incluyen 91 pacientes (65,9% mujeres), con edad media de 53,4 años (DE 12,9). La principal indicación fue la dispepsia: 61 pacientes (67%), seguida de antecedentes familiares de cáncer: 12 (13,2%), ulcus: 7 (7,7%), atrofia-metaplasia: 6 (6,6%), anemia ferropénica: 4 (4,4%) y otros: 1 (1,1%). En 45 pacientes fue para diagnóstico inicial de la infección (49,5%) y en 46 para comprobar erradicación (50,5%). La concordancia global entre el TA y el AgHe fue buena (k 0,76), siendo moderada (k 0,59) entre el TA y AgHi. Entre ambos Ag en heces fue también moderada (k 0,56). Para el diagnóstico inicial de la infección, la concordancia entre TA y AgHe fue muy buena (k 0,83) y entre TA y AgHi, buena (k 0,65). Entre los 2 antígenos en heces fue moderada (k 0,50). En el grupo postratamiento, fue buena entre el TA y AgHe (k 0,62) y moderada (k 0,5) entre el TA y el AgHi. Entre ambos Ag fue buena (k 0,61). La tabla 1 refleja la sensibilidad, especificidad y valores predictivos de ambos test en heces, con el TA como referencia.

Conclusiones

A diferencia del AgHi, el AgHe presenta buena correlación con el TA de manera global y muy buena cuando es para diagnóstico inicial de la infección. Nuestros resultados preliminares desaconsejarían el uso del AgHi, especialmente para comprobación de la erradicación.