×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

FÍSTULAS ENTEROVESICALES EN LA ENFERMEDAD DE CROHN: CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS, MANEJO Y SEGUIMIENTO.

Autores

Martín-Vicente N. (Presentador) (1), Zugaza Goienetxea J. (1), Ramírez Castro C. (1), Pérez Prado S. (1), Rodríguez Pescador A. (1), Cabriada Nuño J.L. (1), Rodríguez-Lago I. (1)
(1) Hospital de Galdakao.. Servicio de Aparato Digestivo.

Introducción

Las fístulas enterourinarias son una complicación infrecuente de la enfermedad de Crohn, observándose en el 2-7% de pacientes. Dada su infrecuencia, actualmente se dispone de escasos estudios sobre las características de las mismas, permaneciendo aún en debate el manejo y tratamiento más adecuado. El objetivo del estudio fue evaluar las características de los pacientes con enfermedad de Crohn y fístulas enterovesicales (FEV) de nuestro centro, incluyendo el manejo y seguimiento realizados.

Material

Estudio unicéntrico, observacional y retrospectivo. Se incluyeron la totalidad de pacientes con diagnóstico de enfermedad de Crohn y fístula enterovesical de nuestro centro, registrados en la base de datos ENEIDA. Se analizaron variables clínicas tanto de la enfermedad de Crohn como de la enfermedad fistulosa, tratamiento y métodos diagnósticos, así como datos sobre su evolución y seguimiento.

Resultados

Se identificaron 12 pacientes con EC y FEV (66% hombres, edad media 33 ± 12 años), con un intervalo entre el diagnóstico de la EC a la FEV de una media de 67 ± 114 meses, ninguno de ellos con cirugía previa. La técnica diagnóstica más empleada fue la RM (41%), seguida de la TC (33%). La fístula predominante fue la ileovesical (10 pacientes, 83%), y sólo 2 pacientes presentaron otro tipo de fístula (1 colovesical y 1 ileocecovesical); además 7 de ellos presentaron otros tipos de fístulas concomitantes (3 perianales y 5 entero-entéricas). El síntoma más habitual eran las infecciones urinarias de repetición (58%), con un único paciente asintomático diagnosticado incidentalmente durante cirugía y solo 2 (17%) presentaron complicaciones en forma de abscesos. Tras un seguimiento medio de 195 ± 113 meses, sólo en 2 pacientes se consiguió cierre de fístula mediante tratamiento médico (1 infliximab y otro 5-ASA + antibioterapia), los 10 restantes (83%) requirieron cirugía. Sólo un paciente presentó recidiva de la fístula tras tratamiento quirúrgico.

Conclusiones

Las fístulas enterovesicales son una complicación infrecuente de la enfermedad de Crohn, manifestándose habitualmente con síntomas urinarios y requiriendo en su mayoría cirugía.