×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

¿INFLUYE EL EXPLORADOR EN LOS HALLAZGOS ENDOSCÓPICOS DE UN PROGRAMA DE CRIBADO POBLACIONAL DEL CÁNCER COLORRECTAL?

Autores

Borda Martín A. (Presentador) (1), Borda Celaya F. (1), Zozaya Urmeneta J.M. (1), Oquiñena Legaz S. (1), Aznarez Barrio M.R. (1), Iglesias Picazo R. (1), Guerra Lacunza A. (1), Irisarri Garde R. (1)
(1) Hospital Universitario de Navarra.. Servicio de Aparato Digestivo.

Introducción

Dentro de los cribados poblacionales del cáncer colorrectal (CCR), no está suficientemente estudiada la posible influencia del endoscopista sobre las lesiones encontradas en la colonoscopia. Por ello, pretendemos analizar este factor, dentro de una serie de sujetos con test de sangre oculta en heces (SOH) positivo.

Material

Analizamos retrospectivamente una serie de 504 colonoscopias completas y consecutivas, efectuadas en personas con SOH (+), dentro de un cribado poblacional. Todos los endoscopistas fueron especialistas de plantilla y efectuaron un mínimo de 50 exploraciones. Analizamos mediante el test de Chi cuadrado el que las características de los pacientes correspondientes a cada explorador no mostrasen diferencias en cuanto a las siguientes variables: género, edad ≥ 60 años (curva ROC), valor del SOH > 292 ng/ml (curva ROC), hábito tabáquico (no fumador, ex-fumador y fumador), consumo de alcohol (no bebe, bebe < 40g/día y > 40 g/día), índice de masa corporal (IMC) > 32 (curva ROC) y co-morbilidad (ASA I- II y III+IV). Comparamos la frecuencia de lesiones diagnosticadas por cada explorador con respecto a: presencia de algún pólipo, adenoma único o múltiple, número de adenomas: tamaño del adenoma < 5 mm, adenoma simple, adenoma avanzado y neoplasia avanzada (adenoma avanzado + CCR), comparándolos con la frecuencia media de diagnósticos para cada tipo de lesión.

Resultados

Las colonoscopias fueron efectuadas por 8 exploradores. No registramos diferencias entre las características de los sujetos estudiados por cada explorador: Género: p = 0,474; Edad ≥ 60 años: p =0,735; SOH > 292 ng/ml p = 0,518; Tabaco: p = 0,05; Alcohol: p = 0,185; IMC > p = 0,518 y Co-morbilidad (ASA): p = 0,560. Los hallazgos endoscópicos fueron: Algún pólipo: frecuencia media (FM) = 76,2%; rango entre exploradores (RE) = (65,1% – 82,1%), p = 0,296); Adenoma único:  FM = 26,2%; RE = (21,6% - 27,9%), p = 0,958; Número de adenomas ≥5  :  FM = 12,4%; RE = (7% - 17,6%), p = 0,498; Adenoma < 5 mm: FM = 31,9%: RE = 0,154; Adenoma simple: FM = 29,4%; RE = 24,5% - 34,8%), p = 0,697; Adenoma avanzado: FM = 37,1%; RE = (27,9% - 47,2%). P = 0,464 y Neoplasia avanzada: FM = 40,7%; RE = (25,6% – 51,7%), p = 0,312.

Conclusiones

1.- No hemos encontrado diferencias significativas entre las características clínicas de los pacientes estudiados por cada explorador.

2.- Los diferentes endoscopistas han registrado unas frecuencias similares en cuanto al número y tamaño de las lesiones diagnosticadas, así como en su clasificación histológica.

3.- Por todo ello y en nuestra serie, el explorador no parece influir en los diagnósticos del programa de cribado poblacional del CCR.