×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

ANÁLISIS DE UNA SERIE DE PANCREATITIS AUTOINMUNE EN UN HOSPITAL TERCIARIO

Autores

Balerdi Trébol M. (Presentador) (1), Salmón Olavarria P. (1), Gordo Ortega A. (1), Eizaguirre Ubegun M. (1), Ruiz-Clavijo García D. (1), Borobio Aguilar E.L. (1), Saldaña Dueñas C. (1), González de la Higuera Carnicer B.M. (1), Urmán Fernández J.M. (1), Casi Villaroya M. (1), Bolado Concejo F. (1)
(1) Hospital Universitario de Navarra.. Servicio de Aparato Digestivo.

Introducción

La pancreatitis autoinmune (PAI) es una forma infrecuente de inflamación crónica pancreática caracterizada por la respuesta favorable a corticoides. En las pruebas de imagen puede aparecer como una masa focal indistinguible de un carcinoma pancreático. El retraso en el tratamiento puede llevar a una insuficiencia pancreática, fibrosis y otras complicaciones. Actualmente se distinguen 2 tipos de PAI, siendo característicos del primer tipo la presencia de niveles elevados de IgG4. Nuestro objetivo fue revisar todos los pacientes con este diagnóstico en nuestro centro.

Material

Se incluyeron los pacientes con diagnóstico de PAI incluidos en un registro específico aprobado por el comité de ética de nuestro centro. Se recogieron las siguientes variables: edad, sexo, IMC, hábitos tóxicos, sospecha clínica inicial, tipo de PAI, presencia y niveles de IgG4, enfermedades asociadas, prueba de imagen, biopsia, tratamientos médicos o quirúrgicos realizados, datos de pancreatitis crónica y niveles de elastasa fecal.

Resultados

Se recogieron datos de 19 pacientes pero uno fue descartado por ser una colangiopatía por IgG4 sin PAI asociada De los 18 restantes, 10 (55%) eran mujeres (10/18) y la edad media global al diagnóstico fue de 56 años (±DE). El 50% tenían sobrepeso y el 55% eran fumadores y/o bebedores. En el 45% la sospecha inicial fue de carcinoma de páncreas. Se realizó biopsia pancreática en el 50% de los casos. El diagnóstico más frecuente fue PAI de probable tipo 2 (39%), seguido de PAI de probable tipo 1 (33%), PAI tipo 1 (22%) y PAI indeterminada (6%). El 50% tenía un valor elevado de IgG4. Se asociaban a enfermedades autoinmunes un 55% (1 caso de EII) y a enfermedad sistémica por IgG4 un 25%. 17 de los 18 fueron tratados con corticoides y el 70% requirió un segundo inmunosupresor. El 44% presentaba datos de pancreatitis crónica. La elastasa fecal fue medida en 9 pacientes siendo patológica en 4.  

Conclusiones

La PAI es una enfermedad infrecuente pero es importante tenerla en cuenta al valorar afectaciones pancreáticas crónicas. En nuestra serie la mayoría de PAI se presentaron como sospecha de carcinoma de páncreas, tenían relación con otras enfermedades autoinmunes y requirieron otro inmunosupresor además de los corticoides para su control.