×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

HEPATITIS AUTOINMUNE TRAS LA VACUNA CONTRA LA COVID-19.

Autores

Izagirre Arostegi A. (Presentador) (1), Arzallus Marco T. (1), Torrente Iranzo S. (1), Ibarra Laresgoiti M. (1), Uribeetxeberria Aguirre I. (1), Stampa Ferro J. (1), Fernandez Gonzalez B. (1), Elfau Mur M. (1), Undagoitia Gutierrez I. (1), Castiella Eguzkiza A. (1), Zapata Morcillo E.M. (1)
(1) Hospital Universitario Donostia.. Servicio de Aparato Digestivo.

Introducción

La vacunación frente a la infección por Sars-Cov-2 ha disminuido la incidencia de casos graves. Sin embargo, la preocupación en relación a su seguridad ha ido en aumento y se han descrito varios casos de hepatitis autoinmune (HAI) tras la misma. El objetivo de este estudio ha sido recoger los casos de nuestro hospital y analizar sus características y la posible causalidad de la vacuna.

Material

Se realiza un estudio observacional descriptivo y retrospectivo. Se recogen casos de HAI de presentación menos de 90 días tras la vacunación. En todos los casos debía haber una biopsia hepática compatible, y todos debían haber respondido a corticoides.

Se recogieron los siguientes datos: edad, sexo, tipo de vacuna, latencia, niveles de transaminasas y bilirrubina (BT) al diagnóstico, biopsia hepática, autoanticuerpos e IgG, HLA de predisposición y tratamiento recibido.  

Resultados

Desde el inicio de la vacunación se han detectado 4 casos de HAI tras la vacuna. 3 fueron mujeres y uno hombre, con una edad media de 63 años. El 50% recibió Pfizer y el 50% Astrazeneca. El tiempo medio desde la vacuna hasta la detección de las alteraciones analíticas fue de 30 días. Ningún paciente presentó datos de insuficiencia hepática, aunque hubo un caso de hepatitis aguda grave. Se realizó un estudio de despistaje de hepatopatía que mostró ANA positivos junto a niveles elevados de IgG en todos los pacientes. La biopsia hepática fue compatible en todos los casos. 

Todos los pacientes fueron tratados con corticoides sistémicos con buena evolución, y a 3 de ellos se les indicó azatioprina como terapia de mantenimiento. 

3 de los 4 pacientes presentaban HLA-DRB1*03:01 de susceptibilidad para HAI.

Se calculó la puntuación en base a los criterios diagnósticos simplificados del Grupo Internacional de Hepatitis Autoinmune, obteniendo todos los pacientes >7 puntos (hepatitis autoinmune definitiva).

Conclusiones

En todos los casos presentados existe una relación temporal con aparición de las alteraciones menos de 90 días tras la vacunación. Aunque controvertido, se postula que la vacunación podría ser causante de autoinmunidad, o que más bien jugaría un papel como desencadenante de una enfermedad latente. Sin embargo, a día de hoy, no es posible asegurar con certeza que la vacuna sea la causa del debut de HAI o si se trata de una asociación casual en pacientes con predisposición.