×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

¿ES RECOMIENDABLE LA COLOCACIÓN DE PRÓTESIS BILIARES METÁLICAS CUBIERTAS SIN REALIZAR ESFINTEROTOMÍA PREVIA?

Autores

Hervás Palacios N. (Presentador) (1), Rodríguez Mendiluce I. (1), Arrubla Gamboa A. (1), Jusué Irurita V. (1), Estremera Arévalo F. (1), Carrascosa Gil J. (1), Prieto Martínez C. (1), Albéniz Arbizu E. (1), Fernández-Urien I. (1), Vila Costas J.J. (1)
(1) Complejo Hospitalario de Navarra.. Servicio de Aparato Digestivo.

Introducción

La guía ESGE sobre prótesis biliares desaconseja colocar prótesis biliares metálicas cubiertas (PC) sin realizar esfinterotomía previa. Nuestro objetivo fue evaluar la seguridad de la colocación de PC sin esfinterotomía.

Material

Realizamos un análisis sobre una base de datos prospectiva incluyendo las CPRE realizadas en el Complejo Hospitalario de Navarra entre 2010 y 2020. Criterios de inclusión: CPRE biliar con papila accesible y virgen y colocación de PC. Registramos datos demográficos, esfinterotomía, esfinteroplastia y complicaciones definidas según criterios ASGE. Se realizó estadística descriptiva y comparaciones uni y multivariantes. Estudio aceptado por CEIC.

Resultados

Entre 2010 y 2020 realizamos 6720 CPRE. 321 pacientes cumplían criterios de inclusión. El 53% eran hombres y la edad media de 73,18±13,1 años. En 83,5%, 15% y 87% de los pacientes se realizó esfinterotomía, esfinteroplastia o cualquiera de las dos antes de colocar la PC. Hubo complicaciones en el 20,9%: pancreatitis (9%), perforación (2,5%), hemorragia (6,9%) y otras (2,4%), con 4 éxitus secundarios por pancreatitis (1,2%). La incidencia de complicaciones no varió en función de si se hacía o no esfinterotomía (20,5% vs 20,8%, p=1), comprobando mayor riesgo de hemorragia cuando se hacía la esfinterotomía previa (8,2% vs 0%, p=0,006) y mayor riesgo de éxitus en pacientes que desarrollaban una complicación a los que no se les había hecho esfinterotomía (0,4% vs 5,7%, p=0,01). La esfinteroplastia previa a la colocación de PC se asoció a mayor riesgo de complicación (35% vs 18%, p=0,01), con mayor riesgo de hemorragia (14,6% vs 5,5%, p=0,03) y pancreatitis (16,7% vs 7,7%, p=0,05). Mediante regresión logística comprobamos que la colocación de PC sin esfinterotomía previa conlleva menor riesgo de complicación con OR=2,9 (IC 95% = 1,6-5,1) ajustado por sexo, endoscopista, esfinterotomía y esfinteroplastia.

Conclusiones

La no realización de esfinterotomía antes de la colocación de PC no parece incrementar el riesgo de complicaciones. No obstante el pronóstico cuando existe pancreatitis secundaria podría ser peor en ausencia de realización de esfinterotomía. La esfinteroplastia previa a la colocación de PC implica mayor riesgo de complicación, especialmente hemorragia y pancreatitis.