×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

Infección Por Clostridium Difficile: Características y Respuesta al Tratamiento en Nuestro Medio.

Autores

Ugarteburu Soraluce I. (Presentador) (1), Loyo Mendivil A. (1), Torrente Iranzo S. (1), Vaamonde Lorenzo M. (1), Samaniego Leoz L. (1), Uribeetxebarria Agirre I. (1), Ibarra Laresgoiti M. (1), Azcune Galparsoro A. (2), Alcorta Gurrutxaga M. (3), Cilla Eguíluz G. (3), Zapata Morcillo E. (1), Alonso-Galán H. (1)
(1) Hospital Universitario Donostia. Servicio de Aparato Digestivo
(2) Hospital Universitario Donostia. Servicio de Unidad de Enfermedades Infecciosas
(3) Hospital Universitario Donostia. Servicio de Microbiología

Introducción

La infección por Clostridium Difficile (ICD) constituye globalmente una de las principales causas de diarrea nosocomial.Los cambios en los últimos años en la ICD en algunas áreas geográficas han llevado a buscar alternativas terapéuticas. Las guías de la Asociación Americana de Enfermedades Infecciosas publicadas recientemente, Febrero 2018, postulan el abandono del uso de metronidazol como tratamiento de primera línea. Nuestro objetivo es conocer las características de la ICD en nuestro medio, así como la eficacia de los tratamientos utilizados.

Material

Estudio retrospectivo, observacional y descriptivo.Se recogieron los datos de todos los pacientes con toxina de CD positiva del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017, con seguimiento de la evolución hasta el 31 de Agosto de 2018. Se recopilaron datos demográficos (edad y sexo), comorbilidades, medicaciones, lugar de adquisición (comunitaria vs nosocomial), gravedad, tratamiento utilizado, efectividad y recurrencias.

Resultados

64 pacientes fueron diagnosticados de ICD, con una media de edad de 66 años (25-94). 34 eran varones (53,1%). La adquisición fue nosocomial en 36 pacientes (56,2%). En 10 casos (15,6%) se trató de una infección grave. En 25 casos se trataban de pacientes inmunodeprimidos (17 en tratamiento quimioterápico, 4 con inmunomoduladores, 2 VIH y 2 trasplantados). 49 pacientes (76,5%) habían recibido antibioterapia en las 4 semanas anteriores: amoxicilina-clavulánico=26 (53,2%), antibioterapia de amplio espectro (piperacilina-tazobactam, cefepime, meropenem, linezolid)=13 (26,5%) ciprofloxacino=7 (14,3%), ceftriaxona=2 (4%), fosfomicina=1 (2%). De todos los pacientes diagnosticados de ICD, 58 (90,6%) recibieron tratamiento. El tratamiento utilizado en primera línea fue el metronidazol en 56 (96,5%) y vancomicina en 2 pacientes (ambos con infección grave). De los pacientes tratados con metronidazol presentaron recurrencia 13 (23%). De ellos 6 se trataron con metronidazol nuevamente y 7 con vancomicina. En el primer grupo se constataron 2 casos de recurrencia y ninguna en el segundo grupo. En nuestra serie ningún paciente fue tratado con fidaxomicina.

Conclusiones

La mayoría de las ICD han sido leves. La tasa de recurrencia de la enfermedad (23%), unida a la buena respuesta a vancomicina en este subgrupo de pacientes, hacen innecesario un cambio de estrategia terapéutica en los pacientes con ICD en nuestro medio.