×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sociedad Vasco-Navarra
de Patología Digestiva

Impacto del cribado en el diagnóstico y manejo del carcinoma hepatocelular en un Hospital en 2017

Autores

Blanco Sampascual S. (Presentador) (1), Volo Bautista V. (1), Gorostiza Hormaetxe I. (2), Menéndez Blázquez F. (1), Ruiz Eguiluz P. (1), Baranda Martín A. (1), Díaz Roca A.B. (1), Calderón García A.J. (1)
(1) Hospital Universitario Basurto. Servicio de Aparato Digestivo
(2) Hospital Universitario Basurto. Servicio de Unidad de Investigación

Introducción

El carcinoma hepatocelular (CHC) constituye la segunda causa de muerte relacionada con cáncer en el mundo. La posibilidad de aplicar tratamientos con intención curativa en este tipo de tumores pasa por diagnosticarlos en una fase precoz, de ahí que esté indicado realizar cribado en la población en riesgo.

El objetivo de este trabajo es determinar el impacto de los programas de cribado en estos pacientes.

Material

Se revisaron todos los pacientes con primer diagnóstico de carcinoma hepatocelular (CHC) diagnosticados en nuestro Hospital durante el año 2017. Se evaluó si el diagnóstico se había realizado gracias a un programa de cribado, estadio tumoral al diagnóstico y tratamiento aplicado.

El análisis estadístico fue realizado mediante el programa estadístico SPSS v23.

 

Resultados

Se diagnosticaron 52 pacientes con CHC. La mayor parte de ellos eran varones (84.6%), con una edad mediana de 68 años, con cirrosis en el 90.4% de los casos y siendo la causa más frecuente de dicha cirrosis el alcohol. El estadio tumoral encontrado fue: BCLC-0 17.3%, BCLC-A 40.4%, BCLC-B 30.8% y BCLC-C 11.5%. El tratamiento indicado fue: ablación por radiofrecuencia 40.4%, resección quirúrgica 7.5%, trasplante hepático 1.5%, TACE 32.8%, sorafenib 3% y sintomático 11%. El 61.5% de los casos se diagnosticaron mediante cribado, observando que los pacientes incluidos dentro de estos programas se diagnosticaron en estadios más precoces (p<0.05) y recibieron tratamientos potencialmente curativos (p<0.05) en un porcentaje mayor que los diagnosticados fuera de estos programas. La principal razón de diagnóstico fuera de cribado fue el desconocimiento de los pacientes de padecer una hepatopatía previa.

Conclusiones

  1. La realización de cribado de CHC en población de riesgo aumenta las posibilidades de diagnosticar estos tumores en sus primeras fases, lo que permite realizar un tratamiento potencialmente curativo.
  2. Debemos concienciar tanto a los pacientes como a los médicos sobre la utilidad y eficacia del cribado de CHC.
  3. En nuestra muestra, la principal causa del diagnóstico de CHC fuera de cribado es la ausencia de diagnóstico previo de hepatopatía. Por ello es importante mejorar la detección precoz de las enfermedades hepáticas en pacientes asintomáticos.